Lluvia

•26 febrero 2010 • 1 comentario
Se revienta una gota en el suelo,
se reune el agua en un declive
cae sobre la cara palida de niño que
se siente a salvo en manos de mamá

 

Sigue lloviendo en la calle,
resbalando sobre el viento frio,
comen arañas, comen a aus hijos,
una hormiga se muere a lado de una pera.

No se perciben caras hambrientas
se mueren de sol, al atardecer,
la señora impaciente camina por la acera
buscando a su hijo en la anchura de un parque…

El mismo de siempre

•19 febrero 2010 • Dejar un comentario

 

Nunca olvides que al amanecer,

el alma se levanta y pretende comenzar un nuevo día,

como tú al pretender ser el mismo de siempre,

pero date cuenta de que nisiquiera los minutos son iguales.

 

Por eso debes escuchar, conocer y vivir mas

para no seguir pretendiendo,

no seguir viviendo tan sólo de retratos y recuerdos.

 

Déjate llevar como una pluma en el viento,

ni tan liviana ni tan pesada,

y detente en la copa de un árbol

o en el techo de una casa,

o en el pasto del jardín,

y ponte a pensar

y mas que pensar a reflexionar

y soñar,

soñar en el porvenir…

 

uhhh! esto lo escribi hace 4 años jaja, despues de haber leido a Jaime Sabines. ♥ chino

SOL-LUNA

•3 febrero 2010 • Dejar un comentario

Los cristales en mi almohada no me dejaron dormir anoche,

se expandieron por mis ojos y no me dejaban ver bien,

todo lo que fue simple en la luna,

al siguiente sol ya no lo es.

 

Me congele anoche otra vez,

tengo que alejarme de eso,

esperando a los taxis que nunca me llevaran ,

las suplicas ya se acabaron,

y por la mañana se habran ido,

con los corazones mas pesados ,

que esperan caer conmigo.

 

Pintare mis ojos de negro y ya no regresare,

pero toma tanto aceptarlo

pues lo que era facil ya no es.

 

Tratare de estar conciente,

de no hacer lo mismo ,

estando seguro de matar al dolor

y ya no parecer tan insano

no es algo que deba recomendarse ,

pero es solo una manera de vivir.

 

Pero recuerdalo,

del intento controlable no sabre mas.

 

Dejandome tratar en aguas profundas,

 sali herido y eso esta claro,

con la simple vision de una nube rozando el horizonte

y mi mente lo recuerda muy bien .

 

Era tan simple por la noche,

y ahora es tan complicado.

 

 

Un blues solitario.

•13 enero 2010 • Dejar un comentario

Mi cerveza casi se acaba y aun estoy lucido, mi corazon es un blues espeso y decadente, bajando siempre a la nada, tirando gritos dolorosos al ritmo de la bateria lenta, la guitarra llora notas humeantes cuando suspiro despues de pensar en ti… Soy como un blues que te recuerda en una esquina, que te canta a la luz de la Luna que esta noche parece fria.

Mi cerveza se acabo, su sabor amargo se confunde con la sangre de mi lengua rota. Quiero que las sombras me lleven lejos de tu ausencia, como un solo de armonica encima de las cabezas delirantes, balancenado las melenas al compas de mi tristeza…

Ahora, Soledad me mira tan curiosa.

 -¿Tienes una cerveza detras de los ojos? podrias llorar y yo podria lamer tus mejillas y embriagarme hasta el amanecer… pero ¿Como hacerte llorar querida Soledad? el espejo se rie de mi… tal vez puedas llorar de risa al verme… ¿patetico no?

El blues de mi instante triste se esta terminando, despues los aplausos me aplastaran y todo habra terminado,

¿Bajo el precio de la entrada para que esta vez vengas a escucharme?

 

FARR.

Arlekyn

Cenizas destruyendo paisajes

•3 diciembre 2009 • 1 comentario

Cuando caiga en pedazos, tu ya no estarás ahí,

esperándome en el viento obligado,

me arrastraré y apagaré la lámpara,

que ni siquiera alumbraba el cuarto.

 

Pero estaré muy ebrio para darme cuenta,

sonreirás a mi abandono,

harta de mi, caminarás hacia la tarde,

puedes irte,

la noche de verdad será oscura.

 

Bailaré en la penumbra,

como la bienvenida al cementerio de la felicidad,

te extrañaré, lo sé,

y cantaré, sin importarme tu solitaria salida.

 

Recordarás las fotografías bañadas en licor,

y las convertiré en cenizas,

tantas como los corazones rotos que hemos dejado,

como el filo de mi mano que temiste dejar.

 

Iré cayendo con velocidad reducida,

y cerraré los ojos para verte por ultima vez,

paseándote por mi vida,

y a cada paso destruyendo un paisaje.

 

Ya no me escucharás,

pretenderé estar bien,

pero no me lo creas,

nunca lo hiciste.

 

Y es que no comprendes nada, 

no arruiné tu vida, tu puedes seguir,

de todo lo demas que dije,

solo créeme una cosa,

que yo si muero por ti. 

 

Amnesia

•18 noviembre 2009 • Dejar un comentario
 
(De cómo las horas se deslizaron en el olvido)
 
Estaba sentado en un sillón incomodo viendo la televisión cuando me percaté que mi vaso estaba vacio…
 
¿A que hora me terminé su liquido?

Lo tomé entre mis dedos con mirada curiosa y lo acerqué a mi cara, miré a través del vidrio seco y no encontré signo alguno del vital liquido, esto me sorprendió mucho,

¿A que hora me termine su contenido?

Levanté la vista al televisor y descubrí que el programa que me tenia atento se terminaba…

¿Tanto tiempo pasé mirando el vaso?

Me levanté del sillón dejando una huella casi eterna…

¿Tanto tiempo estuve sentado?

Caminé a la cocina con el vaso en la mano para llenarlo otra vez de agua, el garrafón estaba vacío…

¿A que hora bebí tanta agua?

Tomé el teléfono sin soltar el vaso e intente marcar el número del tipo que me trae garrafones de agua, obviamente era casi imposible, solté el vaso en la mesita donde se recarga el teléfono y marqué el número, no tenia línea…

¿Cuándo cortaron el teléfono?

Quedé pensativo un rato, sin saber absolutamente nada…

¿A que hora olvidé quien soy?

Corrí al librero a buscar fotos que me dieran una suposición de lo que soy, lo tomé en mis manos, lo abrí en cualquier página y no tenía fotos…

¿Cuándo las queme?

Salté con desesperación y partí a la puerta de la calle, estaba oxidada, abrí con fuerza y…

¿Cuándo me mude al desierto?

Miré a mi alrededor, todo estaba casi en orden, la jaula del canario en su lugar, la lavadora donde la dejé, la ventana ahí, el olor a comida estaba en el aire…

¿A que hora cociné?

Fui a mi cama y me recosté un rato para tratar de entender algo, no podía pensar con claridad y decidí encender un cigarrito, saque la cajetilla de cigarros y no tenía ninguno…

¿Cuándo me los acabe?

Ya no podía mas, me miré al espejo y no vi mi reflejo…

¿Cuándo me perdí?

Me alejé con prontitud y pensé:

– que raro es todo esto.

Volví a mi sillón incomodo y encendí el televisor, imágenes bailaban en sus límites con sonidos aparatosos y asfixiantes, bajé la mirada y me percaté que mi vaso estaba vacío…

¿A que hora me terminé su liquido?

Algo me decía que un deja vu cruzaba mi realidad…

¿Cuándo me olvidé del pasado?

Giré a mi derecha, estaba tu figura, tu mirada fija a la nada como si esperaras algo, como si intentaras ver algo…

 

¿Cuándo me olvidaste?

yaaa 

FARR

Arlekyn.

Ordinaria locura

•11 noviembre 2009 • Dejar un comentario

y qué si no la conoce?

y qué si la vió acompañada de un tipo en un bar?

y qué?

y qué si la vió callarse?

y qué si la vió atravesándose la boca con un seguro?

que más da?

ella es bella, con sus ojos azules y su lunar en medio de la nariz,

sus pechos blancos y bien formados,

será una de ellas, una más en su cuarto azul.

 

Se asoma a la ventana y pregunta si lo harán,

él  toma su cigarro y le dice que mañana.

 

Desnuda la mitad de su cuerpo, parada en la ventana,

él se acerca, la acaricia, pasea sus dedos,

“me gustas, eres el primer hombre que conozco que no tiene prisa”,

él solo sonrie y ella se dispone toda a ser penetrada.

 

Al otro día el ya no quiere nada y ella le paga por sexo.

 

Él sabe que podría enamorarse y se aleja un tiempo,

cuando regresa, la ve con otro tipo del mismo bar,

habla con ella y regresan al pequeño cuarto a tener sexo,

pero el nota una marca en su cuello,

una marca de soledad, de abandono.

 

Él le muestra su antiguo cuarto,

todo lo que era antes,

como tratando de posarla en su pasado.

 

El sol pegó en la arena y regresó a su cuarto,

le llegó una oferta de trabajo,

y otra vez se va,  la deja con una promesa.

 

No le parece que los escritores deban de guardarse en cubículos,

no le gusta el trabajo, ni las parras de su compañero,

y menos los tenis rojos que no le quedan,

se agita y toma mas ceveza.

 

Regresa al bar, 

ella no esta bailando como la última vez,

¿que no te haz enterado? le dice el cantinero,

el solo lo mira,

la quiere ver desnuda en el mar.

 

Se acerca a esa inmunda caja,

la toca, la quiere sentir como antes,

y le dice que es demasiado bella.

 

Quiere pasar los ultimos días en su pasado,

para seguir escribiendo,

para verla en el mar,

rencarnada en sus alucinaciones.

 

Besándole el vientre,

y escribiéndole poemas,

y qué?

y qué si ella ya no esta?

 

Escrito basado en la pelicula ORDINARIA LOCURA.

 

Gracias a todos los que me dedicaron  unas palabras el día de mi cumpleaños, por los regalos, los duraznos, el libro, los pasteles y las mañanitas, version Another brick in the wall. GRACIAS por compartir conmigo en estos mis 19 años, aunque sea un minuto!